Inicio > fotografía, viviendo > Oropesa del Mar

Oropesa del Mar

ya queda menos para ponerme al día con el retraso de fotografías que tengo acumulado

En mis vacaciones de verano no me acompañó el sol ni el buen tiempo, pero buscándole el lado positivo de la situación, me ha permitido investigar y jugar con fotografías con luz difusa, a forzar la exposición para comprobar los resultados… y no, no han salido imágenes espectaculares, pero algo más he aprendido.

Me sorprendió gratamente descubrir ciertos rincones de este pueblo costero, tranquilos, sin masificar, sin construcciones megalíticas de toneladas y toneladas de cemento vertical. Por desgracia es imagen bastante habitual de la costa este de la península. Hace pocos días me comentaron que en Croacia se estudia el modelo de construcción español en las playas del mediterráneo, como ejemplo de cómo no hay que hacer las cosas. La pena es que estoy bastante de acuerdo con esa percepción.

Volviendo a los rincones de Oropesa, la zona que está próxima al faro fue la que más me gustó. Al no estar cerca de la arena, se disfruta de un silencio interesante, roto por las olas del mar batiendo en lucha eterna contra las rocas. Brisa marina que hipnotiza y envuelve el conjunto en un sitio ideal para pasar largas jornadas de meditación.

Siguiendo la línea que marca la costa, nos encontramos con el Torreón del Rey, construcción militar que data de la época renacentista. Aunque el acceso es libre, no quise detenerme y preferí continuar recorriendo las calles… aunque estoy seguro que las vistas desde lo alto del torreón deben ser increíbles.

Más información en el Ayuntamiento de Oropesa del Mar, teléfono 964 312 241, o en la oficina de Información y Turismo, avenida de la Plana nº1, teléfono 964 312 241

Pasé un gran día, un buen paseo. Tengo pendiente volver a visitar sus calles en un día que me acompañe el sol… para redescubrir el pueblo y comprobar si la tranquilidad que sentí aquel momento fue o no fruto del mal tiempo.

Voy a ahorrarme calificativos sobre Marina d’Or. Sólo confesar que ha sido uno de los momentos que mayor indignación he sentido.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: