Camino y árboles

Espectacular fotografía de Carsten Meyerdierks.

Anuncios

Paseo por Alcalá la Vieja

No, Alcalá la Vieja no es una ciudad al uso. Situada en el término municipal de Alcalá de Henares sobre el cerro denominado “Ecce Homo” fue una ciudad medieval fundada por los musulmanes sobre el siglo VII. De los restos que quedan destaca la torre defensiva de la fortaleza, y restos en ruinas de distintos torreones.

(clic en el mapa para acceder a google maps)

Hace unos días os comentaba que estaba preparando una escapada, y al final este fin de semana he podido cumplirlo. Me acerqué a Alcalá de Henares para seguir la ruta hasta llegar a los restos del castillo de Alcalá la Vieja.

Leer más “Paseo por Alcalá la Vieja”

El trayecto

Salgo de casa revisando los bolsillos, comprobando que todo está en orden, que no me falta nada. Rutina obsesiva que se cumple metódicamente cada vez que atravieso la puerta.

Mis pasos se hunden en los pequeños charcos que dejó la lluvia en las perfectas imperfecciones del camino. Pasos inseguros llenos de ilusión que me acercan a tu encuentro. El sol deja entrever sus rayos tras las nubes que acaban de mojar el suelo, aclarando el gris  tenue que reflejan las calles de la ciudad. El edificio de oficinas me devuelve el reflejo de mi imagen, imagen temblorosa, agitada por la ansiedad de llegar al final del camino y acabar con la espera.

Flota, sube, se pierde mi mirada en el cielo mientras miles de pensamientos se agolpan en mi mente, voces atropelladas martillean mi consciencia mientras mi boca inmóvil reprime las palabras y evita que salgan al exterior. El camino se convierte en un mero trámite automático mientras mis sentidos se centran en la imaginación desatada. Los segundos pierden su medida en la dimensión del tiempo mientras me desplazo por la inercia inconsciente, pero mi mente rebosa de ensoñaciones que planifican el encuentro al que me dirijo.

Llego al punto  acordado, un poco antes de la hora fijada, como de costumbre… como de costumbre tú no estás allí esperándome. El tiempo recobra su medida y ahora los segundos pasan lentamente.

Apareces entre la gente y la actitud gélida se impone en escena.

La ensoñación previa, construida durante el trayecto a la cita, empieza a perder fuerza y se diluye  en el agua que queda entre los adoquines bañados por la lluvia.

Fotografía: click_s.

Bienvenidos a un nuevo día

Bienvenidos a un nuevo día.

Un nuevo camino se presenta con el nuevo amanecer, con la nueva luz del día. Abro la ventana y siento como el frío recorre mi cuerpo. Cierro los ojos y inspiro lentamente el aire húmedo de la mañana.

Una ducha rápida, olor a ropa limpia. Cierro la puerta buscando las llaves del coche en los bolsillos. El crujido de la helada resuena bajo mis pies mientras me acerco al coche. Hace frío, mucho frío pero esto no impide que baje todas las ventanillas antes de arrancar.

La radio se conecta automáticamente al introducir la llave en el contacto.”Hoy quiero… necesito disfrutar del sonido del motor, rompiendo el silencio de la mañana”. Arranco y salgo marcha atrás del camino de tierra para incorporarme a la carretera. Está desierta, nadie a la vista.

Meto primera y avanzo lentamente sobre el asfalto que me acerca al destino, el destino que hoy me he planteado.

Comienza el día, un nuevo día… bienvenidos a un nuevo día.

Imagen de jdblizzard.