Archivo

Posts Tagged ‘enfoque’

Arreglando una fotografía desenfocada – Paso alto

13 enero 2010 Deja un comentario

Otra de las técnicas para conseguir recuperar una fotografía desenfocada es la de aplicar el filtro de Paso alto. Sólo es necesario seguir los siguientes pasos:

  • Abrimos la fotografía desenfocada con Photoshop
  • Seleccionamos la imagen (Selección > Todo) y duplicamos la capa (Edición > Pegar)
  • Sobre la capa recién pegada, aplicamos el Paso alto (Filtro > Otro > Paso alto…)
  • Seleccionamos el radio del umbral del filtro. Depende del contraste y luminosidad de la imágen. Para valores entre 6 y 20 píxeles, cuanto mayor sea el valor que le apliquemos al radio, más visible será el efecto
  • Cambiamos el modo de fusión de la capa a Luz suave y reducimos la opacidad hasta que el resultado sea el que queremos

Arreglando una fotografía desenfocada – Desenfoque gaussiano

12 enero 2010 Deja un comentario

Sí, resulta un poco contradictorio, pero con esta técnica podremos conseguir recuperar un poco de nitidez siguiendo estos sencillos pasos:

  • Abrimos la fotografía desenfocada con Photoshop
  • Seleccionamos la imagen (Selección > Todo) y duplicamos la capa (Edición > Pegar)
  • Sobre la capa recién pegada, aplicamos el desenfoque (Filtro > Desenfocar > Desenfoque gaussiano…)
  • Seleccionamos un radio de desenfoque. Depende del tamaño de la imagen, el radio se comporta bien entre 1,5 y 4 píxeles. Cuanto más valor le apliquemos al radio, más visible será el efecto
  • Cambiamos el modo de fusión de la capa a Luz suave y reducimos la opacidad hasta que el resultado sea el que buscamos

Arreglando una fotografía desenfocada – Máscara de enfoque

11 enero 2010 Deja un comentario

Una de las técnicas más utilizadas para conseguir un poco más de definición de una fotografía desenfocada es la aplicación de la máscara de enfoque.

Personalmente yo suelo aplicar esta técnica sobre el duplicado de la capa, para corregir algunos defectos que genera la aplicación de este filtro. Pero vamos paso a paso…

  • Abrimos la fotografía desenfocada con Photoshop
  • Seleccionamos la imagen (Selección > Todo) y duplicamos la capa (Edición > Pegar)
  • Sobre la capa recién pegada, aplicamos la máscara de enfoque (Filtro > Enfocar > Máscara de enfoque…)
  • Seleccionamos los parámetros. Personalmente le aplico un radio entre 0,2 y 0,5 píxeles y voy jugando con la cantidad. Si no consigo la nitidez que deseo con la cantidad máxima (500%), personalmente prefiero aplicar el filtro tantas veces como sea necesario. Siempre utilizo el umbral a 0 niveles.

En el caso de que aparezcan unos halos en algunas zonas de la fotografía (como unas manchas en zonas de alto contraste), utilizaremos la herramienta borrador con una opacidad adecuada para eliminarlos (por esta razón es por la que tenemos la capa duplicada, ya que si borramos, nos aparece la imagen original que hemos dejado en el fondo)

Conceptos de Fotografía (5): Utilizando la Canon EOS 1000D

9 mayo 2009 1 comentario

Después de haberos explicado los principios básicos sobre fotografía (Luz, Distancias, Enfoque y algunos efectos), hoy voy a terminar esta serie de entradas aplicando estos conceptos en la Canon EOS 1000D.

Además, aprovecho para reunir toda la información que os he ido contando a lo largo de estas últimas semanas y añado la nueva página de fotografía en este blog: Una manera de tener toda la información básica sobre la cámara Canon EOS 1000D en un solo sitio.

Ajustando el Tiempo de Exposición

Entre todos los valores que podemos ajustar para capturar una imagen, dependiendo de las condiciones en las que hagamos la fotografía tendremos que priorizar unos u otros.

Por ejemplo, en las fotografías en las que hay movimiento y queremos la mayor nitidez posible, el valor del tiempo de exposición es el más importante. Cuanto menor sea el tiempo de exposición, mayores garantías tendremos de obtener una imagen nítida. Para compensar la pérdida de luz por la reducción del tiempo de exposición tendremos que abrir el diafragma.

La cámara nos permite automatizar algunos pasos. Si giramos el modo a la posición Tv (Time value), podremos ajustar con la rueda de selección el tiempo de exposición al valor que nosotros queramos.

Por ejemplo, para sacar la fotografía de un coche en movimiento y queremos que toda la escena salga nítida, reduciremos el tiempo de exposición (desde 1/6 hasta 1/2500) y la cámara va ajustando el valor de apertura (desde f14 hasta f5) para mantener el nivel de luz necesario para que la fotografía salga expuesta.

Si en algún momento intentamos aplicar un valor de tiempo de exposición y la cámara no puede compensar este ajuste (porque el diagragma del objetivo no permite mayor apertura) , la cámara nos avisa de este problema, mostrando con parpadeo el valor que no es capaz de ajustar.

Ajustando el Diafragma

Si lo que buscas en la fotografía es reducir la profundidad de campo (por ejemplo, para destacar un objeto y dejar desenfocado el resto de la escena) lo que necesitas es aumentar la apertura del diafragma (valores de f más bajos). Para ello debemos tener en cuenta que hay que reducir el tiempo de apertura para compensar el exceso de luz.

En cambio, si lo que buscas es obtener una imagen con gran amplitud de campo (por ejemplo un paisaje) lo que necesitas es reducir el diafragma (valores f altos). Esto implica que debemos ampliar el tiempo de exposición para compensar la reducción de luz.

En ambos casos, la variable que estamos ajustando es el diafragma. Para poder elegir la apertura giramos el modo a la posición Av (Aperture value), podremos ajustar con la rueda de selección la apertura del diafragma al valor que nosotros queramos. En este caso, la camara ajustará el tiempo de exposición para compensar la luz de la imagen.

Igual que antes, si en algún momento intentamos aplicar un valor de apertura y la cámara no puede compensar este ajuste , la cámara nos avisa  parpadeando el valor que no es capaz de ajustar.

Ajuste Manual

Hay ocasiones en las que no nos interesará que la cámara calcule alguno de los valores para ajustar la luz de la fotografía. Por ejemplo, si intentamos fotografiar un objeto que irremediablemente tiene una fuente de luz en el fondo, la escena en general tendrá más luz de la que tiene el objeto que nosotros queremos fotografiar. Podremos sacar ese objeto con la luz correcta si sobreexponemos un poco toda la fotografía.

Para ello giramos al modo M (Manual) y podremos ajustar todos los parámetros sin ayuda de la cámara. Ajustando con la rueda de selección estaremos estableciendo el tiempo de obturación. Si mantenemos pulsado el botón Av (Aperture value), al girar la rueda de selección estaremos ajustando la apertura del diafragma.

En todo momento la cámara nos irá indicando la exposición de la imágen, lo que nos dará una pista de si los ajustes son los correctos.

En el caso que os comentaba al principio de este punto, si lo que queremos es sobreexponer ligeramente la fotrografía para sacar un objeto a contraluz, podemos aplicar los valores de tal modo que el fotómetro nos indique que el conjunto de la imagen está sobreexpuesta. El resultado será el que nosotros buscábamos: el fondo sobreexpuesto (qué remedio) pero el objeto correctamente iluminado.

.

Con todos estos conceptos claros, ahora sólo falta explorar vuestra imaginación.

Conceptos sobre Fotografía (4): Enfoque

1 mayo 2009 1 comentario

Hoy continuamos esta serie de entradas sobre conceptos básicos de fotografía aplicados a la Canon EOS 1000D escribiendo sobre el enfoque. Si anteriormente os comentaba que la luz de una fotografía es básica para que se vea lo que queremos fotografiar, hoy voy a explicar que el enfoque correcto de la escena fotografiada es parte importante del resultado.

Enfoque

Una de las últimas operaciones que debemos realizar antes de tomar la fotografía es graduar el enfoque. Lo que realmente estamos estableciendo es la distancia de enfoque, que es la que hay entre la cámara y el objeto que queremos fotografiar. Si establecemos correctamente esa distancia, el objeto fotografiado aparecerá nítido en la imagen.

Establecer manualmente el enfoque depende directamente de nuestro ojo, aunque la cámara Canon EOS 1000D nos indica a través del visor qué puntos se encuentran en la distancia de enfoque correcta. Cada vez que pulsamos ligeramente el disparador, suena un ‘bip’ y se iluminan en el visor los puntos que están correctamente enfocados. Esto nos garantiza que nuestro ojo no nos engaña y la escena aparecerá nítida, al menos en los puntos que ha señalado. Si la cámara no marca algunos puntos de la imágen (o ninguno) esto no significa que no esté correctamente enfocado: la cámara no siempre es capaz de calcular si el punto está o no a la distancia perfecta para el enfoque seleccionado. Esto puede ser debido a que no hay suficiente luz para el sensor, o que el punto no tenga la “textura” suficiente para establecer la distancia (objetos lisos, colores uniformes…).

Si preferimos que sea la cámara la que realice el enfoque por nosotros, moveremos la pestaña del objetivo a la posición AF (Auto-Focus), pero hay que tener algunos puntos en consideración.

Por defecto, con la selección automática de punto de enfoque, la cámara intenta buscar la distancia de enfoque para maximizar el número de puntos enfocados, dándo prioridad a los que están más centrados en la imagen. Si lo que quieres enfocar no se encuentra en el centro de la imagen, es probable que no lo tome en cuenta y pueda salir desenfocado.

Para establecer el punto que queremos que calcule, pulsamos el botón de selección del punto de cálculo para el enfoque automático y lo establecemos girando la rueda de selección. Si queremos que la selección del punto de enfoque sea autmática, seguiremos el mísmo método, seleccionando la opción “Selec. auto.”, que a través del visor se iluminan todos los puntos de enfoque.

En casos en que hay poca luz, el enfoque automático se suele comportar bastante mal, pero podemos ayudarnos con el flash para iluminar temporalmente la escena y que la cámara enfoque correctamente. Esto no implica que forzosamente tengamos que sacar la fotografía con flash. Sacaríamos el flash, apuntamos al objeto que queremos fotografiar, pulsamos ligeramente el disparo para enfocar la imágen. A partir de ese momento podemos pasar a enfoque manual, cerramos el flash, ajustamos la luminosidad y tomamos la fotografía.

Otra posibilidad para que no vuelva a intentar enfocar es no soltar el disparador una vez haya enfocado, y terminar de hacer los ultimos ajustes  antes de presionar por completo el disparador.

Un consejo, al guardar la cámara es preferible volver a poner el objetivo en enfoque manual (MF Manual-Focus), así liberamos el anillo de enfoque para que se mueva libremente.

Por último remarcar que cada objetivo tiene una distancia mínima de enfoque, lo que significa que “más cerca de ese punto” el objetivo no va a ser capaz de obtener una imagen nítida. Los objetivos con mayor distancia focal (55-250) tienen una distancia mínima de enfoque mucho mayor que los objetivos de menor alcance (18-55). Los objetivos específicos para fotografía macro tienen una distancia mínima de enfoque muy baja.

Si nos ponemos creativos, no tiene porqué salir correctamente enfocado.